lunes, junio 18, 2018

Vistazo Transversal 35: Elecciones en Colombia: ¿Crónica de un fraude anunciado?


¿CRÓNICA DE UN FRAUDE ANUNCIADO?

Hemos vivido una vez más la crónica de un fraude anunciado. Dicen los desilusionados de esta segunda ronda de elecciones Presidenciales. Podemos pensar que no, la MOE insiste que ni en la primera ronda y mucho menos en la segunda ronda hubo fraude, pese a ciertas evidencias de manipulación de los formularios E-14. Sobre esto el Registrador insiste que no es fraude y que un "error no se puede interpretar como fraude" Sin embargo:  ¿Cuántos errores hubo en la primera ronda y cuántos en la segunda? También nos preguntamos: ¿la compra de votos es fraude? Al parecer no. En fin, coincido con aquellos en que no es posible en ninguna parte del mundo hacer un conteo tan rápido como el que sucedió el día de ayer. ¡Qué eficiencia la de la Registraduría! Ya Gaitán nos había dicho antes de que lo matarán "que el pueblo votaba antes de las cuatro de la tarde y que el registrador lo hacía después de las cuatro".

Ayer, estábamos con mi querido amigo de tantas batallas José Orlando Salgado y miles de simpatizantes de la Colombia Humana en el Centro de Convenciones, donde celebraríamos el posible triunfo de esta inédita campaña. Muchos rostros de sorpresa pues no había transcurrido ni siquiera cuarenta minutos y ya los medios prepagos daban por Presidente a Duque con un margen de nada menos ni nada más que dos millones de votos. Caracol medio prepago tenía en primera plana al vocero de una prestigiosa empresa de sondeos y este muy rampantemente dice frente a las cámaras: "Ya lo habíamos vaticinado en nuestras encuestas Colombia ya tiene presidente y es Iván Duque". Imposible, pensamos,  no había transcurrido ni la primera hora y ya se sabía quién era el presidente y más aún cuando el número de electores era de casi 19 millones en todo el territorio nacional. Hoy en la madrugada contrastando con los testimonios de miles de testigos electorales, se coincide que en menos de media hora no era posible consolidar el conteo y reconteo de votos.  Otros dicen que en su mesas los votantes no superaban el número de 200. Con todo eso o hay que aplaudir a la Registraduría y a los jurados de votación por su eficiencia o hay que pensar en efecto que hubo fraude. Usted elige. ¿Cómo los medios y la Registraduría ya cantaban a los cuatro vientos el triunfo a los 40 minutos del cierre de mesas de votación? Ni el sistema más avanzado en elecciones como los Estados Unidos, Francia y Alemania han batido ese récord. Ni en Venezuela donde los fraudes al parecer, según la oposición está a la orden del día. Por eso Duque no se esforzó en hacer ningún debate con Petro, para qué ya sabía de sobra que su "triunfo" era un hecho.

Era obvio lo del fraude, así nos moviese el deseo de ver esos miles de colombianos que llenaron las plazas públicas de todo el país, traducirse en votos. La razón que me ha hecho conocer este país, me decía que era imposible ganar las elecciones. Aún así mi deseo parecía decirle a mi razón: “deja de pensar tanto y siente el deseo por un país mejor”, deseo de millones de colombianos que ayer se tradujeron en poco más de 8.000.000 de votos. 

Se avecinan tiempos difíciles, muy difíciles. Se veía venir. Esa multitud de votantes será reprimida, el miedo volverá a reinar en este el país del "Sangrado corazón de Jésus" pues a él se le consagró el país en eso famoso Voto Nacional que abría el siglo XX en nuestro país, y que ha impedido que este país salga de esa premodernidad con lastres feudales. Pues ese parece ser su designio eterno. Mientras tanto, el títere cantará: “Yo la quería pero tuve que matarla... y enterrarla unos cuantos metros bajo tierra”, mientras toca elegantemente guitarra, y seguirá el baile de la muerte mientras se agudiza una política guerrerista contra la maltratada Venezuela. Hay que ver este video que circula en la red y que ha hecho visible lo que nadie había visto. Lo pongo al final. ¿Qué pasará con los acuerdos de paz pactados con las FARC que se implemetaban ya con cierta y calculada dificultad? La mesa de negociación con el ELN se levantará pues el señor de la guerra así lo dictaminó y el títere actuará en consecuencia. 

La financiación y autonomía de la educación pública será mas golpeada que nunca, pues la guerra necesita dinero. Eso lo sabemos de sobra. Pero  ¿de dónde sacaran ese dinero? No del sistema de recaudo pues los magnates ya no pagarán impuestos. Es la función pública la que pagará los uniformes y los fusiles de nuestros campesinos que se serán obligados una vez más a ser carne de cañón. Así lo dictó la vicepresidenta del títere, experta en asuntos bélicos (recuerdo cuando ella era Embajadora de Colombia en Francia durante los años Uribe, y nos obligaba a los trabajadores de la cultura a censarnos y ratificar nuestras actividades, pues ya se insinuaba que éramos patrocinadores del terrorismo), y este actuará en consecuencia mientras canta: “yo la quería, pero tuve que matarla....”. Confieso que casi no duermo. Logré hacerlo finalmente, muy entrada la mañana, unas cuántas horas, como creo nos pasó a esos ocho millones de colombianos qué soñamos un país mejor. Salomon Kalmanovit se preguntaba anoche en su columna, cómo será el gobierno de Duque, alguien inexperto a todas luces y anuncia tiempos difíciles. Anochecerá de nuevo y veremos, pues esa horrible noche parece que no cesará nunca.

Pero todo no está mal. Otra vez mi optimismo habla. Creo que por primera vez después de mucho tiempo hubo una pedagogía política ciudadana. Se oía decir que teníamos derecho a tener un país mejor. Así se siguió por millones de jóvenes que estoy seguro no permitirán que la justicia se reforme, que el Estado se reduzca a su mínima expresión y que los acuerdos de paz se hagan trizas. Anoche esos jóvenes que en su mayoría son nuestros estudiantes lo manifestaron con vehemencia en la plaza de Bolívar junto a  movimietos afros, indígenas, LGTBI y otros tantos que conforman hoy la segunda fuerza política más importante del país. El escuadrón del ESMAD les seguía de cerca pero eso no parecía amedrentarles.

Jacques Rancière colega amigo, quien en el auditorio Camilo Torres de la Facultad de Derecho en el 2012, había dicho "qué la paz es deseable pero que solo esto es posible con el disenso", me envió unas palabras que encabezó una carta de más de 380 firmantes que apoyamos la Colombia Humana: 

"La firma del acuerdo de paz del Gobierno colombiano con las FARC fue sentida en todo el mundo como uno de los raros signos de esperanza en un tiempo donde se desencadenan por todo lado, odios, violencias, atentados, medidas represivas, partidos xenófobos y políticas racistas. La liquidación de este proceso de paz sería un desastre para el pueblo colombiano que tanto ha sufrido y para el mundo en general. Es por eso que yo hago un llamado con todos mis deseos para el éxito de la candidatura a la Presidencia de Gustavo Petro que representa la esperanza de un mundo en marcha hacia la democracia y la paz". (Jacques Rancière. París 12 de junio del 2018.) 

Estas palabras de apoyo a la Colombia Humana se sumó a la de otras personalidades como la de Chomsky, Negri, Zizek entre muchos otros que entendieron que Colombia es un laboratorio de paz, inédito, una isla en medio de una océano incendiario. 

Anoche en el Centro de Convenciones y en la Plaza de Bolivar se gritó Resistencia. Ningún medio en Colombia transmitió esto, tan sólo laconicamente NTN24. En fin. Y creo que no habrá más que hacer, pues resistir es insistir en la paz con justicia social. No hay otro camino.

Cordialmente

Ricardo Arcos-Palma

Yo la quería pero tuve que matarla: 
Post-scriptum 

 "Tras le diálogo con un joven artista Damián Alquchire, me recordó del libro de Iván Duque. En efecto quisiera estar equivocado, pero temo por las palabras del mismo Duque, que esto se hará realidad. Se especula que el autor del libro "Maquiavelo en Colombia" (2007), libro prefaciado por Juan Manuel Santos cuando este era Ministro de Defensa de Uribe, se distancie de Uribe como lo hizo aquél que elogiaba su libro. Hemos subestimado mucho a Duque, que cuando escribió ese libro era funcionario del BID. Es el mismo que nos logró meter esa nefasta ley llamada ley naranja que golpea el campo cultural. El sabe maquiavélicamente que el conflicto en Colombia es de orden cultural, que se traduce en la guerra, obvio. Es por esto que todo esto huele mal muy mal. 

En fin quizá sea el guayabo post electoral, uno nunca sabe, de pronto Duque termine en efecto apartándose de Uribe. ¿Pero qué hará su Vicepresidenta experta en perseguir gente? Y esto está lejos del debate de generó pues la maldad no conoce diferencias de género. Esto lo vivimos quienes éramos residentes en París cuando ella fue Embajadora de Colombia en Francia durante el gobierno de Uribe. Todos los que nos dedicamos a la cultura éramos sospechosos de apoyar el terrorismo. Un censo exhaustivo nos obligaba a reportarnos en el consulado y ratificar nuestras actividades. 

Todo eso es una realidad, triste y tenebrosa realidad. Y ni hablemos de Ordoñez por favor, ya sabemos de lo que es capaz."

miércoles, junio 13, 2018

Jacques Rancière encabeza carta de apoyo a la Colombia Humana

Jacques Rancière en la Bogotá Humana. 2012. Foto: Ricardo Arcos-Palma.
  

CARTA A LA OPINIÓN PÚBLICA
DE ARTISTAS, INTELECTUALES,
GESTORES CULTURALES Y ACADÉMICOS.
Por  la defensa de la Paz, la democracia, la cultura, la educación y el arte manifestamos nuestro apoyo a la Colombia Humana y a Gustavo Petro y Ángela Robledo en las próximas elecciones presidenciales.
                                                               Bogotá 31 de mayo del 2018.
En diciembre del 2013 se conformó una iniciativa ciudadana que manifestó su repudio a la intentona de destitución del Alcalde Gustavo Petro, por parte del Procurador de entonces Ordoñez. En ese momento se conformó la Coalición de Trabajadores de la Cultura que se agrupaba bajo el lema: Artistas e Intelectuales por la Defensa de la Paz, la Democracia y la Cultura. Dispuestos a asumir un papel protagónico y salir de nuestros nichos culturales y del saber, decidimos asumir nuestra ciudadanía y, esto significó, tomar en nuestras manos la defensa de la cultura ante el peligro de la barbarie. En camino venían los diálogos de paz entre el Gobierno y la insurgencia: primero con las FARC que se logró firmar 2017 y luego con el ELN aún en negociaciones. La Coalición se sumó a las miles de iniciativas ciudadanas en torno al movimiento Somos más por la paz! La noticia del referendo donde ganó el NO por estrecho margen gracias a una campaña manipuladora por parte de los que no desean ver a Colombia en Paz, nos puso de nuevo en alerta pues varios sectores mal llamados progresistas se inclinaron por la abstención y el voto en blanco lo que benefició sin duda a los guerreristas.
Hoy dada la coyuntura política de elección a Presidente, y donde sectores democráticos como los Verdes (Fajardo) y el Polo (Robledo) han manifestado algunos votar en blanco, hacemos nuevamente y enfáticamente, un llamado a la ciudadanía en general, a unirnos frente al peligro del retorno de la barbarie que tiende a “hacer trizas” el proceso de Paz en el que hemos entrado con la esperanza y la confianza de ver un país mejor. Aquí recordamos como en París en junio de 1935, cuando la segunda guerra mundial crecía y expandía sus tentáculos de muerte y desolación, un grupo de intelectuales, hombres y mujeres, se reunió para conformar un frente de defensa la cultura. Dicho frente es absolutamente pacifista. Hoy hemos emulado ese valiente gesto una vez más, y decidimos convocar a todos los pacifistas, defensores de la Humanidad, protectores de la Cultura y la Educación a frenar la barbarie por venir y acompañar en las próximas elecciones al programa de la Colombia Humana.
Este momento histórico es único y en nuestras manos está el futuro de un país incluyente, en paz y con justicia social para que al fin termine de una vez por todas esa “horrible noche” que nos impide ver un mañana progresista y esperanzador.
 Firman:
Jacques Rancière. Filósofo y profesor emérito.
Ricardo Arcos-Palma. Filósofo y docente universitario, crítico de arte y de la cultura.
José Orlando Salgado. Artista y docente universitario.
María Cristina Sanchez León. Filósofa y docente universitaria.
Carlos Jiménez. Crítico de arte.
Eduardo Márceles Daconte. Escritor.
Fernando Rendón. Poeta y Director del Festival Internacional de Poesía de Medellín.
Alfredo Gómez-Müller. Filósofo y docente universitario.
Paul-Emile Dupret. Parlamentario Europeo.
Miguel Ángel Herrera Zgaib. Politólogo y docente universitario.
Guillermo Villamizar. Artista e investigador.
Eduardo García Aguilar. Escritor y periodista.
Alvaro Medina. Historiador y crítico de arte. 
David García. Músico.
Julia Buenaventura. Crítica e historiadora del arte.
Halim Badawi. Crítico de arte, curador e investigador. 
Álvaro García Ordoñez. Artista
Federman Contreras. Artista, investigador y docente universitario.
Edgar O. Montañez Muñoz. Director de Cine.
Enrique Rodriguez Perez. Docente universitario. 
Pedro Pablo Gómez. Artista, filósofo y docente universitario.
Libardo Archila. Artista, docente y gestor cultural.
Jorge Peñuela. Filósofo, docente universitario y crítico de arte
Pablo Acosta Lemus. Artista, historiador y docente.
Nelson Fory Ferreira. Artista, docente y gestor cultural.
Mario Augusto Arroyabe Posada. Escritor.
Nubia Medina. Artista.
Damián Alquichire. Artista.
Rodrigo Echeverri. Artista.
Wiston Porras Neira. Docente Universitario y gestor cultural. 
Aurelio Horta. Profesor e investigador.
Beatriz García Moreno. Profesora e investigadora.
Isabella Gonzálesz-Byass. Diseñadora y gestora cultural. 
Maria Isabel Beltrán. Economista pensionada. 
Luis Fernando Arango. Artista y gestor cultural.
Estefanïa García Pineda. Artista y gestora cultural.
Leo Castillo. Escritor.
Oscar Cerón. Artista y gestor cultural.
Diego Sierra Enciso. Artista.
Lenín Moron. Artista y gestor cultural.
Elena Sanchez. Filósofa y docente.
Fernando Murcia. Artista.
Christian Padilla. Historiador y curador. 
Ana Lucía Forero. Artista, galerista y gestora cultural.
Carlos Fino. Escritor e investigador. 
Oswaldo Pérez Delosríos. Arquitecto docente.
Nathalia Sie. Artista.
Julie Furlong. Escritora.
Hernán Alberto Alfonso Jiménez. Artista.
Claudia Ruiz Paz. Artista.
Julián Zalamea. Artista.
Heiler Torres. Artista y docente.
Juan Manrique Silva. Artista. 
Fabiola Alarcón. Artista.
Ximena Steevens. Artista. 
Santiago González Rodríguez. Artista y gestor cultural.
Andrea Valencia. Artista.
Laura Colmenares Guerra. Artista.
Salomé Rodríguez. Artista
Santiago González Rodríguez. Artista y gestor cultural.
Carlos Aguirre. Artista y docente.
Nelson Mocada. Artista.
Lina Hincapié. Artista.
Laura Flores. Investigadora.
Alejandra Jaramillo. Escritora.
Jess Rusinque. Artista.
Alberto Jerez. Promotor cultural. 
Danny Armando González Cueto. Artista, investigador y docente universitario.
siguen más de 350 firmas que se pueden consultar aquí. Si nos has firmado que esperas?
Artistas por la Colombia Humana:


Jacques Rancière en Colombia 2012: La paz sin un espacio común para el disenso no es posible:



"Siempre es deseable terminar la guerra" Jacques Rancière:

http://agenciadenoticias.unal.edu.co/detalle/article/siempre-es-deseable-terminar-la-guerra.html

Contacto: Ricardo Arcos-Palma. Docente investigador asociado en dedicación exclusiva. Universidad Nacional de Colombia. Vocero de la Coalición de Trabajadores de la Cultura.


jueves, enero 11, 2018

Vistazo Crítico 149: obra de arte sonoro que no suena: Oswaldo Maciá.


¿OBRA DE ARTE SONORO QUE NO SUENA? OSWALDO MACIÁ


El arte sonoro, tal como lo demostré en el artículo titulado "Nada que ver. Hacia una historia del arte sonoro" publicado como parte de mi investigación en curso del mismo nombre en la Revista ArtNexus No. 94, Vol. 13, año 2014, es una manifestación plástica poco conocida y reconocida en nuestro contexto, dado que cuando hablamos de arte, tendemos a privilegiar lo que vemos y escasamente lo que tocamos. Lo auditivo dentro de plástica se reconoce poco. Quizá fue esto lo que motivó al jurado del Primer Concurso Internacional Museo a Cielo Abierto Ciudad de Bogotá, impulsado por la Secretaría de Cultura de la Alcaldía de Bogotá dirigida en su momento por Clariza Ruiz. El premio entre varias propuestas se le concedió a la obra "Scenario In Construction" del artista colombiano  (Cartagena) residente en Londres Oswaldo Maciá. Un artista que ha gozado de gran reconocimiento a nivel internacional por su obra compleja y bien estructurada formal y conceptualmente hablando. El jurado del premio compuesto por Cuauhtémoc Medina (México), Lucrezia Cipitelli (Italia), Patricia Gómez (Colombia) y Fernando Cortés (Colombia), premió una obra que sin duda se inscribe dentro de las exigencias del arte contemporáneo. La obra compuesta por varios conos de metal inoxidable, que semejan parlantes y dispuesto de maneras diferentes algunos de ellos sobre una estructura del mismo material. La estructura a ojos de los paseantes es muy vistosa y en verdad atrae la mirada de cualquier paseante, entendido o no en arte.  

Desde que se concedió el premio, año 2015, yo tenía mis dudas no porque Maciá no mereciera la jugosa suma de $100.000.000.oo, sino porque la escultura que prometía emitir sonidos de aves tropicales, no funcionaría en un escenario de los más contaminados auditivamente de la ciudad: la glorieta de Las Aguas en la calle 19 con carrera 3a. El tráfico vehicular es tal, que para poder oír el canto de las aves emanados de la escultura de Maciá tendría que superar los decibeles producidos por la contaminación sonora de autos y demás agentes contaminantes, lo que la haría digna acreedora de una sanciono por superar ruidos que el oído humano puede tolerar. El selecto jurado formado por personalidades del mundo del arte y la arquitectura pasó desapercibido este detallito: una obra de arte sonoro no puede competir con una ambiente contaminando auditivamente sobre todo cuando se trata de sonidos de aves. 

La escultura se instaló finalmente el año pasado y siempre llamó mi atención como quizá a la de la mayoría de transeúntes. Y curiosamente no sonaba o n he tenido suerte de escucharla. Pensé que aún no era el momento y que cuestiones técnicas de una obra que constó en su producción $200.000.000.oo pues no era cosa que se solucionara de la noche a la mañana. Pues pasaron varias noches y varias mañanas y la escultura de arte sonoro, que se anunció con bombos y platillos por la propaganda (prepago) oficial de ArcadiaEl espectador y otras revistas y periódicos locales, como "la primera escultura de arte sonoro en el espacio público de Bogotá" nunca sonó al menos no a mis oídos. Aún así seguí esperando, pasaba por el mismo lugar esperando escuchar el anunciado canto de aves. A veces olvidaba la obra pero como es atractiva visualmente, volvía a acordarme de la promesa incumplida no se si por parte del artista o por parte de los encargados de la producción. 


Hoy decidí detenerme y no me conformé con las fotos que venía acumulando en archivo. Hice un pequeño video que comparto con ustedes donde se puede  corroborar que no se oye ni el canto de un perico; lo que se puede confundir con el trino de un ave es la alarma de mi auto: me acerqué esquivando los autos pues es un lugar que no se puede acceder fácilmente a pie, pues pensé que estaba perdiendo el oído ya no escuchaba sino las bocinas de los autos y la algarabía de una lugar congestionado de gente; ya cerca a la escultura  afiné el oído y....  nada. Puro ruido exterior. Por un monto pensé debe ser algo conceptual. Pero no que va, sería el colmo que nos anuncien una escultura de arte sonoro para que uno tenga que imaginarse como sonaría. Volveré a pasar sin duda alguna ver que pasa.


Llegando a casa fui a corroborar en la página web del artista y en efecto la obra se presenta como arte sonoro. Ahí estimado transeúnte usted podrá escuchar al fin las aves que jamás escuchará en el espacio público. Lo triste de la historia que es se invirtieron $200.000.000.oo de pesos en una obra que funciona solo visualmente y al artista no parece importarle nada. Pero los grandes responsables de este absurdo son sin duda los jurados expertos en arte. ¿Cómo diablos premian una obra que no se podrá escuchar jamás a menos que se prohiba el tráfico vehicular entre otros agentes contaminantes del lugar? Quizá Cuauhtémoc y Cipitelli son los menos culpables por no conocer el contexto local aunque como estaban en Colombia en ese momento me imagino debieron al menos pasearse por el lugar de la mano de los miembros de la Secretaría del Cultura, o de los jurados locales. Lo que les pudo dar una mínima idea de donde se emplazaría la obra ganadora.


En definitiva El Museo a cielo abierto de la Ciudad de Bogotá tiene ahora una obra de arte de sonoro, pero que para que suene y resuene tenemos que hacer un esfuerzo imaginativo sin precedentes o simplemente conectarnos a internet y visitar la página de Oswaldo Maciá que debe estar tan contento con el jugoso premio que ni si quiera se ha preocupado por saber si funcionaría o no. Aquí puede hacerse una idea de lo que pudo haber sido. Pues así la obra suene, que en verdad lo dudo, el sonido no alcanza a diferenciarse en ese ambiente urbano.

Este es otro ejemplo del derroche presupuestal que hacen nuestros administradores de la cultura que prometieron y anunciaron con bombos y platillos a la ciudad una obra de arte sonoro que por el momento no produce ni un trino. Claro como a todo le tiene excusa la administración dijo que el sonido permanente "ponía en riesgo el ecosistema local". Y para completar la obra se justifica finalmente con una intervención de un minuto cada hora: en un texto de presentación escrito por Adrian Searle dice: 

"Scenario in Construction 
2017 
Permanent public sound sculpture 
Roundabout at the intersection of Calle 19 and Carrera 3, Bogotá, Colombia

With ‘Scenario in Construction’ Maciá won the inaugural Open-Air Museum in 2015, an international contest for public sculpture in the city of Bogotá. Completed in 2017, this is the first public sound sculpture in the southern hemisphere. Five cones and five open cubes are situated in the centre of a roundabout. In the last minute of every hour between 7am and 7pm, for one minute, a composition of birdcalls can be heard. The sounds are arranged from the calls of 1,900 individual birds transiting and inhabiting Colombian territory.
Commissioned text on the work:
Adrian Searle, A Brief Interruption, 2015"

Vaya broma de mal gusto. Definitivamente, tomates al jurado, tomates al artista y tomates a la administración: "exigimos respeto por los ciudadanos, dicen algunos" y otros gritan "a  perro con ese hueso. ¡Qué descaro!" Claro ustedes dirán que igualmente suena. Por supuesto la obra pone sobre el tapete algo que merece discutirse. Abierto el debate y a visitar este monumento y pare oreja a ver si oye algo. 

Ricardo Arcos-Palma.
Bogotá 11 de enero del 2018.


ps. Al parecer la escultura produce sonido cada hora y quienes pueden escucharla son quienes están en ese preciso momento según testimonios de algunos que viven y trabajan en el lugar. Por ejemplo Maricela Velez afirma haberle escuchado pues su oficina está en una de esas torres, ella dice "Ricardo, suena cada hora y es precioso el sonido de los pájaros." Y Camila Andrea dice "Yo sólo escuché una vez a los tales pájaros (y no estoy diciendo mentiras). Así como todos yo también me preguntaba ¿Qué de sonoro tiene la obra si no escucho nada? Resulta que un día, entre ver la obra y discutir con mi papá porque no me gustaba, me contó que la obra sonaba en hora en punto, es decir, empezaba a las 8:00 a.m., después sonaría otra vez a las 9:00 a.m., y así sucesivamente hasta las 7:00 p.m.; aun así, entre mi incredulidad, decidí creerle (o sea, es mi papá, ¿Por qué me mentiría?). Después de eso fui seguido al centro, esperando que el reloj marcara una hora en punto, y sucedió: eran las 9:00 a.m., estaba en el carro y empezó a sonar. Sólo duró un minuto la reproducción de cantos de aves. Me sentí robada y timada, me pregunté ¿Por qué está obra ganó?". Carlos Eduardo Serrano insiste al respecto: "Maciá trabaja por lo general su obra pensando en la contraposición con el espacio circundante... El choque del espacio sonoro (la obra) con el espacio real, los sonidos que de allí emanan. No disimula que lo suyo es el sonido, por lo tanto muestra los parlantes escuetamente sin proponerse mimetizar la obra, el sonido, con la evocación del animal que los proporcionó o el sujeto corporal del cual fueron extraídos."

jueves, noviembre 09, 2017

Vistazos Críticos Audiovisuales cumple 7 años



Los cumpleaños no siempre son dignos de celebrarse, pero el proyecto de Vistazos Críticos Audiovisuales cumple ya siete años de existencia. Por lo tanto este mes celebramos con champagne este proyecto de crítica de arte y de la cultura en directo. Videos muy caseros en aras de acercar al público un acontecimiento artístico, un personaje, una historia, ya logran un acumulado que hoy celebramos con mucho entusiasmo. 

Vistazos Críticos hace una selección de algunos de los videos que más impacto han tenido en la audiencia y otros que sin duda también lo tendrán. Disfruten de esta selección:

Carlos Fino-Premio Casa de las Américas


Nicolas Bourriaud-Contra la postmodernidad


Verónika Márquez-ARCO


Iván Argote-Caliente


Nadia Granados-Masas Reventando (Habitacción).


Luis Fernando Arango-Salón Nacional de Artista zona Eje Cafetero


Ramiro Camelo-Curador de JustMad


Estafeta García-Taxonomía de una olla.


Sophie Calle-Historias de Pared.


José Orlando Salgado-Serie de los Bolívares.


Federman Contreras-Libros intervenidos.


Dioscórides Pérez: Habitacción.


Fernando Pertuz-Corpus Delicti


Jorge Peñuela-Liberatorio y Galería SantaFe


Nelson Fory Ferreira-Artista del Caribe Colombiano


Diálogos en femenino-MAC

jueves, agosto 31, 2017

Vistazo Crítico 147: Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común-FARC

FUERZA ALTERNATIVA REVOLUCIONARIA DEL COMÚN-FARC
¿Cierre de opciones o afirmación de su lucha 
en el escenario democrático?

Los medios de desinformación nacionales e internacionales, periodistas sin escrúpulos así como uno que otro sociólogo improvisado en analista político afirmarán que fue un error que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia Ejército del Pueblo-FARC-EP, hayan conservado la sigla FARC para su nuevo partido político dentro del proceso de la implementación de los acuerdos de paz entre el Gobierno y esta agrupación guerrillera. 

Se argumentará que eso ata al nuevo partido a su pasado de lucha armada y que eso no es buen signo. Se afirmará con ironía hasta ridiculizar el nuevo nombre que el nuevo partido no ha renunciado a su postura violenta. Y quien sabe que más canalladas escucharemos los próximos días hasta que el Papa Francisco llegue a Colombia y acapare los medios de desinformación. Por supuesto esto va unido a la campaña de desprestigio sobre esta organización guerrillera que varios sectores ultraconservadores en Colombia, deseosos de continuar con la guerra, han desplegado desde que comenzaron los diálogos de paz entre el gobierno y las FARC.   

Lo cierto es que desde que se preparaba el Congreso de esta agrupación guerrillera que se desarrolló en Bogotá esta semana, Timoleón Jimenez (Rodrigo Londoño Echeverri) lanzó una consulta a nivel nacional a través de su cuenta de twitter para ver qué nombre preferían los colombianos para el nuevo partido: Nueva Colombia, FARC-EP, Nuevo Partido, Esperanza del Pueblo. Esta consulta al pueblo colombiano fue bien recibida por la opinión pública pues demostró la apertura que tiene este grupo hacia la sociedad, más en este momento donde la polaridad política de cara a las próximas elecciones parlamentarias y presidenciales, han querido caldear los ánimos con Venezuela como cortina de humo perfecta a la realidad nacional. Finalmente la consulta fue tenida en cuenta durante el Congreso de las FARC y hoy nos enteramos que el nuevo nombre ratificado por sus militantes fue Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común-FARC que obtuvo 620 votos sobre 260 por Nueva Colombia. Lo que confirma que este grupo se siente orgulloso de su pasado guerrillero y al igual que en otros horizontes como en  El Salvador donde el Frente Farabundo Martí por la Liberación Nacional se convirtió en partido hasta llegar a gobernar sin cambiar de nombre.

Este nombre insistiendo en lo Común recordaría a la alianza de las guerrillas comunistas y liberales conformadas en su mayoría por campesinos perseguidos por la violencia y dirigidas por Antonio Marín Marín (Marulanda Vélez o Tirofijo) máximo líder del grupo guerrillero ahora en la legalidad.  Pero también si duda lo Común acentúa la lucha social por el bien común contra el bien privado, por lo colectivo contra lo individual. Esto es coherente con su ideario político y aquí a mi juicio es un acierto conservar este nombre. Además porque al suprimir el nombre de Colombia de la sigla, se relaciona inmediatamente con una perspectiva internacionalista que podría tener incidencia continental. Esto demostrarían los objetivos de las FARC en ese sentido. Además la rosa roja de su logo como símbolo de la lucha socialista ratifica esta orientación donde aparece la estrella roja en el centro de la flor y que simboliza los cinco dedos de la mano del trabajador y la unión de los cinco continentes. 

Con esto las FARC dejan sentado un precedente en Colombia donde los políticos  cambian de partido como cambiar de camisa, creando una distorsionada idea de que así es la política: una veces son liberales pero con traje conservador, otras conservadores con traje liberal y así se inventan unos nombrecitos dingos de cualquier empresa de marketing: Cambio Radical (y no vemos ningún cambio), Centro Democrático (y son de lo más antidemocrático que existe), Partido de la U (de unidad pero excluyeron a los sectores de izquierda es decir más desunidos para donde), Polo Democrático (que ha hecho alianzas perversas con políticos  como el Alcalde destituido que terminó desprestigiando al partido), Partido de los Verdes (donde oficiaban los tres tenores y uno de ellos más anti-acológico que ninguno), etc. etc. Por lo tanto creo que las FARC han demostrado coherencia política e ideológica al guardar su sigla con una pequeña modificación: eliminar la palabra armadas cambiarla por alternativa y la palabra Colombia por común; así a varios no les guste el nombre, pues los militantes de las FARC saben que así cambien de nombre, siempre serán tildados por los ultraconservadores enemigos de la paz y la reconciliación como terroristas, masacradores, violadores, secuestradores y tantos otros epítetos que han venido distorsionando la imagen de esta agrupación frente a todos los colombianos desde que asumieron el difícil reto de asumir la paz. Por supuesto esperemos que esta estigmatización cambie con el tiempo pues las acciones políticas son en últimas las que cuentan.

Me parece que esta valerosa postura, merece aplausos de nuestra parte, porque si algún día el partido FARC llega a gobernar, será porque en realidad cuentan con el apoyo de la ciudadanía colombiana que los ha aceptado como iguales y que confiarían en ellos, pues han dado un paso importante para la lucha en las urnas que "se gana con votos y no con muertos" como lo ha afirmado Iván Marquez en las declaraciones del nuevo partido. Solo demostrando que podrán gobernar obedeciendo y sin hacer alianzas con colectivos y políticos corruptos,  como la mayoría de otros partidos, las FARC demostraran que podían cambiar las prácticas clientelistas y corruptas en el país. Esperemos que la estructura paramilitar aun vigente no realice una vez más la masacre que tuvo que sufrir la Unión Patriótica en ese fallido acuerdo de paz entre las FARC y el gobierno de Belisario Bentancur, pues no quiero ni imaginarme ni un sólo instante lo que sería el recrudecimiento de la guerra. 

Resta saludar a este nuevo partido y que viva la democracia en paz hacia un país con justicia social. La lucha ahora se dará en la urnas si la guerra sucia de los violentos en este país lo permite. 

Ricardo Arcos-Palma
Bogotá, 31 de agosto del 2017





post-scriptum:

El pasado 1 de septiembre la Rosa Roja con la Estrella de cinco puntas en su centro símbolo del nuevo partido político FARC (Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común) que recuerda el de la Internacional Socialista, se proyectaba sobre los muros de la Alcaldía, el Palacio de Gobierno, la Nunciatura Apostólica y la Catedral Primada y este hecho antes de la llegada del Papa Francisco es muy significativo; la Plaza de Bolívar que meses atrás acogió el Campamento de La Paz y se llenó exigiendo al Gobierno ratificar los Acuerdos de la Habana; ese viernes primero de septiembre se llenaba y vaciaba en su parte posterior en un va y viene de multitud durante más de 8 horas. La mayoría de la gente en la plaza simpatizantes de izquierda, uno que otro curioso y en su gran mayoría jóvenes: uno de ellos acompañado de su novia y su hermano, se me acerca y me pregunta con cierta emoción: "¿A qué horas hablan los del secretariado?" No se, le respondí. Estos jóvenes que no ven los medios masivos de desinformación hoy no están tan contaminados de odio y anestesiados frente a la realidad social como buena parte de la sociedad colombiana que consume inconscientemente RCN. Caracol, NTN, CNN y tantos otros; ellos ven medios alternativos a través de la red y eso ya configura una opinión diferente. Queremos ver a las FARC jugándosela en la contienda electoral y no echando bala. Sin duda un momento histórico difícil de olvidar. No va ha ser nada fácil pues los enemigos de la paz aún están acechando.

Vistazo Transversal 35: Elecciones en Colombia: ¿Crónica de un fraude anunciado?

¿CRÓNICA DE UN FRAUDE ANUNCIADO? Hemos vivido una vez más  la crónica de un fraude anunciado . Dicen los desilusionados de esta se...