jueves, junio 16, 2011

Vistazo Crítico 99: EL CLAMOR DE LOS COTEROS DE CAÑA.


 FABIO MELECIO PALACIOS: EL CLAMOR DE LOS COTEROS DE CAÑA.

El tercer nominado al VI Premio Luis Caballero es el joven artista Fabio Melecio Palacios. Su obra titulada « Bamba, Martillo y Refilón » es una reflexión plástica en la que intervienen la instalación, el vídeo y la acción performancia. Esta obra insiste según las palabras del propio artista en una cuestión de la identidad (en este caso afro) y, « el clamor » de un sector social que ha dedicado el esfuerzo físico durante generaciones al trabajo de los cortadores de caña en el Valle del Cauca; región de Colombia donde el sistema de esclavitud se impuso desde épocas de la Colonia para el desarrollo económico pre-capitalista,  donde así se haya abolido la esclavitud, el trabajo mal remunerado sigue manteniendo un sistema injusto donde la explotación de la mano de obra es el común denominador.

Esta obra es una extensión de la obra Bamba 45, donde en esa ocasión el artista contaba con una cuadrilla de cortadores de caña que se disponían a realizar lo que hacen desde siempre antes de emprender la jornada de trabajo: afilar sus machetes. Esta labor la realizó frente a la Gobernación del Valle como para hacer visible lo que sucede en con esta población discriminada y explotada laboralmente. De hecho en el mismo año 2008, se realizó una de las huelgas más importantes de coteros de caña donde se denunciaba el mal trato y la mala paga a la que son sometidos estos trabajadores, quienes tienen que trabajar largas jornadas, cubiertos hasta la cabeza con trajes de protección en un intenso calor.
Antes de entrar a la sala de exposiciones nos encontramos con un símbolo donde vemos las letras BMR; el símbolo reproduce idénticamente el logo de la BMW. Luego entramos al recinto y vemos una serie de machetes que penden del techo de la galería a algunos centímetros de nuestras cabezas. Todo el techo está sembrado de esos machetes. Al fondo en el ala norte de la sala, nos encontramos con tres bases sobre las que reposan cuidadosamente dobladas una camisa, con nombres, un par de guantes y un afilador y protectores de piernas. Al frente de estos objetos sobre la pared, reposan los machetes que utilizaron los tres coteros que hicieron la acción de afilarlos frente a los asistentes. Uno de esos coteros es el padre del artista.

 
Ver esos individuos, sacados de su contexto en un espacio expositivo no deja de crear una cierta tensión sobre lo que se muestra como arte. Pero esta obra si tiene una virtud es precisamente esa: desbordar el terreno del arte para llegar y tocar del plano social. ¿Esta obra es política? Sin lugar a dudas, pues pone de manifiesto y hace visible las condiciones laborales en pleno siglo XXI, de una parte de la población de origen afro, margina y olvidada por los medios de comunicación. Independiente de si esta obra gana o no el Premio Luis Caballero, pues falta aún ver los otros nominados para dar un dictamen, si logra abrir una ventana sobre la realidad social, y es en este sentido que esta obra es una de las más importantes expuestas ahora.

En este sentido esta obra no es fabuladora, no pretende recrear otra realidad: el artista nos muestra una realidad, la de una población en particular, la de su familia, la de su propia historia. Lo único que para mí aún me deja desconcertado es el logo que se encuentra a la entrada de la exposición: no entiendo la relación entre este logo que alude a una fábrica de automóviles alemana y lo que encontramos adentro. Hablando con la artista Liliana Angulo quien realizó una excelente charla sobre el artista y su obra, ella insiste en que ese logo crea una relación con la idea del trabajo capitalista. En fin, creo que es lo único que no va en esa obra, pero indudablemente esto no le quita mérito a la obra que hasta ahora es una de las más contundentes.

Ricardo Arcos-Palma. Bogotá, 15 de junio del 2011.


Postscriptum: El premio Luis Caballero, no me cansaré de decirlo, debería replicarse a nivel de los Salones Regionales y Nacionales de artistas. En esta versión hay artistas de otras regiones lo que ha roto el centralismo capitalino del Luis Caballero. ¿Será impensable ver un salón regional y un salón nacional con artistas financiados por mérito y no un salón regional y nacional donde se financian curadores que hacen todas las piruetas posibles y por haber para hacer cada vez más invisibles a los artistas y sus obras? El Ministerio a la cabeza de Jaime Cerón el asesor de Artes Plásticas, debería tener en cuenta el ejemplo del Luis Caballero, que sin duda ha logrado más en cuanto al estímulo y visibilidad de los artistas y sus obras que lo que han logrado las últimas versiones de los Salones regionales y nacionales. La última versión del regional y nacional daba verdaderamente vergüenza.

Eche un vistazo al vídeo:


sábado, junio 11, 2011

Revista Calle 14: una apuesta al pensamiento crítico.



 REVISTA CALLE 14: Una apuesta al pensamiento crítico.
 Se ha establecido bajo la dirección de nuestro colega Pedro Pablo Gómez, la complicidad del entonces Decano de la Facultad de Artes-ASAB Ricardo Lambuley y, de los miembros de los comités científico y editorial,  que desde sus inicios la Revista Calle 14 (con tan corta edad y ya indexada,) los artículos, ensayos y reseñas que nutren cada número, sean de calidades y cualidades incuestionables y de muy alto nivel académico. Se ha establecido que sus participantes en cada número, realicen verdaderos aportes desde las Ciencias del Arte que nutren el Campo del Arte y posibilitan una mejor comprensión del presente, por cierto complejo en estos tiempos donde las corrientes neoliberales hacen aún estragos en nuestras sociedades. Donde un pensamiento acrítico propio del relativismo postmoderno -tal como lo confirma Jacques Rancière- ha hecho estragos en el medio cultural, en particular el colombiano, donde se grita a los cuatro vientos que el pensamiento crítico ha muerto y que la Academia no tiene ya nada qué decir.

Para asegurar tal nivel académico, la revista cuenta con un buen número de lectores evaluadores externos, quienes aseguran objetividad en los criterios de selección de los textos que harán parte de la publicación, luego que los comités han decidido trabajar sobre determinada temática.


La Revista Calle 14, sin lugar a dudas, será un material invaluable e imprescindible para todo aquél que desee sumergirse en los problemas que circundan y atraviesan el campo del arte de nuestra época.  Su formato en versión digital, transciende los limites de circulación del papel y logra conectarse con las exigencias de nuestra época, donde cada articulo se puede consultar y bajar de la red. Con esto la Academia, la Facultad de Artes de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas,  le cumple a la ciudad, a la región, al país y al continente, pues lo que ha pretendido esta publicación desde sus inicios, es permitir la superación de las fronteras del saber, que como bien sabemos son en su gran mayoría mentales. 

 

Este era el espíritu que animaba a toda una generación en los años cuarenta en nuestro país, antes de ese nefasto año de 1948 [cuando se perpetra el asesinato de Jorge Eliecer Gaitán],donde la hegemonía conservadora con alianza de los sectores retardatarios del liberalismo, nos sumergió en un conflicto político del  cual aún no salimos. Me refiero a la generación de los años cuarenta del siglo pasado, donde personajes como Gerardo Molina (Socialista) quien fuera nombrado Rector con la complicidad del Presidente Alfonso López Pumarejo (Liberal). Estos personages lograron darle al país una universidad de talla universal, y abrir el espectro de la enseñanza universitaria a las clases medias y populares e impulsar una publicación [Revista Universidad Nacional, en su primera etapa] que despertaría el espíritu crítico de personajes como Rafael Gutiérrez Girardot, Camilo Torres, Gabriel García Márquez, Gaitán Durán, Gómez Valderrama, Eduardo Zalamea y entre otros del país y del continente lo que posibilitaría años más tarde el surgimiento de otras universidades públicas, insistiendo en que el destino de un país en desarrollo está fundamentado en la educación de sus ciudadanos. Luego las reformas conservadoras del Frente Nacional, echaron al trasto este proyecto de modernización cultural y política, sumergiendo al país en un conflicto armado del cual aún no salimos.

Hoy más que nunca, esa generación olvidada, merece rescatarse del olvido y de una u otra manera con el proyecto cultural y pedagógico establecido con la Revista Calle 14, (y creo que mi colega Pedro Pablo Gómez está de acuerdo en ello) se rinde tributo a ese esfuerzo de toda esa generación  de académicos que por fortuna se extiende en el tiempo.

Ricardo Arcos-Palma. 
Bogotá mayo del 2011.

Entrevista a Pedro Pablo Gómez:










miércoles, junio 01, 2011

ESCANER CULTURAL: 12 años.



ESCANER CULTURAL: 12 años.


El 19 de mayo del año en curso, en Santiago de Chile se lanzó el libro Escáner Cultural [12 años], bellamente editado con aportes del FONDART del Gobierno de Chile. Este libro recoge largos años de trabajo y de complicidad intelectual que se reunió alrededor de un proyecto liderado por Yto Aranda, artista plástica quien a mediados de la década de los noventa del siglo pasado, decidió incursionar en la tecnología computacional y la red, para crear un revista cultural, pionera en su país y en América Latina frente a las nuevas posibilidades que ofrecía la Internet. 

El libro recoge textos de Cara Lara, César Horacio Espinosa, Marcela Rosen, Araceli Zúñiga, Yto Aranda, Clemente Padín e Italo Tello así como testimonios de sus columnistas Alberto Caballero, Álvaro Oliva Mackay, Brisa MP, Carlos Osorio, Carlos Yusti, Carolina Benavente Morales, Diego Cerda Seguel, Fernanda Bargach-Mitre, Francisco Arroyo Ceballos, Gabriela Alonso, Isabel Abedrapo Rosen, Juan José Díaz Infante, Lila Pagola, Marcus Vinícius, Mario Rodríguez Guerras, Muñoz Coloma, Pedro Pablo Bustos, Raúl Hernández, PiwkeWerken, Totoy Zamudio, Tulio Restrepo Echeverri, Valeria Radiagrán, Vicky Larraín, Ximena Jordán y quien escribe este texto.

Yto Aranda, Ricardo Arcos-Palma y Marcela Rosen. Santiago de Chile, mayo del 2010.

El ímpetu de Yto Aranda a quién tuve la fortuna de conocer personalmente hace un año, ha logrado mantener una revista no sin ciertos sin sabores, como cuando le atacaron su sitio web y últimamente le quitaron el apoyo del hosting. Sin embargo la tenacidad de Yto y la solidaridad de sus amigos como Marcela Rosen terminan imponiéndose y Escaner Cultural sigue siendo una de los referentes culturales más importantes del continente.

Me uno a la celebración de los doce años de Escaner Cultural, celebrados con el impreso, como para borrar la leyenda que lo digital no deja huella en lo material. Escaner Cultural ha logrado realizar un esfuerzo importante en materia de opiniones, reseñas, artículos y críticas culturales, que han roto con la idea de que la cultura no le interesa a nadie; contribuyendo así a mantener espacios y motivar otros nuevos espacios en la red, como Liberatorio animado por el crítico y filósofo Jorge Peñuela y su equipo entre quienes están Ricardo Muñoz y Christian Padilla, espacio que se perfila también como uno de los más trascendentes en Colombia. 

Bravo querida Yto y desde Colombia mis más sinceras felicitaciones por tan oportuna publicación que ahora tengo en mis manos.

Ricardo Arcos-Palma. 
Bogotá, junio 1 del 2011. 

Entrevista a Yto Aranda en Santiago de Chile:


Vistazo Crítico 144: Estefanía García Pineda y Cerro Matoso.

LATITUD CERRO MATOSO Hacia una geografía corporal del conflicto " Yo viajo para conocer mi propia geografía ".  P...