miércoles, abril 27, 2011

CENSURA A LA LIBERTAD DE OPINION.


CENSURA A LA LIBERTAD DE OPINION


El pasado 11 de abril, hice publica en mi columna Crítica Mínima de el diario El Tiempo de Colombia, un texto titulado Requiém por el Salón Cano. En esta columna me atreví esta vez, no solamente a hablar de arte, sino también a criticar un estado del arte, en particular a una institución que conozco muy bien porque fui su director durante un tiempo. En el texto de opinión hago una crítica el manejo que se la ha dado al Museo de Arte Universitario de la Universidad Nacional de Colombia,  el cual, insisto ha perdido su orientación académica: muestra de ello es la "desaparición" o transformación del Salón Cano que es tan solo la punta del Isberg.

Este texto generó como era de esperarse, un debate al interior de la academia y, una fuerte y desafortunada reacción por parte de las directivas universitarias implicadas en el asunto (Dirección de divulgación Cultural de la misma institución universitaria), quienes de manera autoritaria, enviaron una carta a la dirección de el periódico, pidiendo rectificación a dicho texto, lo que constituye sin lugar a dudas, un verdadero atentado contra la libertad de opinión.

Esto ha generado una presión a los editores, quienes han decidido no seguir publicando mi columna de crítica desde entonces.

Hago público este debate.

Ricardo Arcos-Palma. Bogotá, 27 de abril del 2011.




Vistazo Crítico 145: John Nomesqui: naturaleza, tejidos y reciclaje.

JOHN NOMESQUI: NATURALEZA: TEJIDOS Y RECICLAJE.   En estos tiempos hablar de Arte y Naturaleza se ha convertido en un lugar común...