jueves, julio 14, 2011

IN MEMORIAM DE GUSTAVO ZALAMEA

La despedida de Gustavo Zalamea. Escuela de Artes Universidad Nacional. 2010.
Foto: Ricardo Arcos-Palma.


Gustavo Zalamea Traba nació en Buenos Aires en 1951 y murió recientemente en Manaos-Brasil tras ir en pos del Río Negro junto al artista Nelson Vergara y padecer durante algunos días una neumonía. Zalamea Estudió arquitectura en la Universidad Nacional de Colombia y antropología y diseño en la Universidad de Concepción, en Chile. Reconocido por sus dibujos y pinturas, trató recurrentemente el tema de lo urbano, centrado sobre todo en Bogotá y en la Plaza de Bolívar con un cierto tinte político.

Esta postura se pudo observar en la exposición “La Plaza 1979 –1999” del Museo de Arte Moderno de Bogotá en 1999. En este Museo fundado por su madre Marta Traba, realizó su primera muestra individual en 1986. A esta le siguieron exposiciones en Caracas, Quito y galerías bogotanas como la Diners y la Galería Santa Fe en donde expuso dentro del marco del Premio Luis Caballero en el año 2000. Durante su recorrido profesional recibió numerosos reconocimientos como el Primer Premio en el XXX Salón de Artistas Colombianos, una medalla en la V Bienal Americana de Artes Gráficas y, dentro del campo del diseño, el Premio Simón Bolívar por su trabajo en La Prensa y el Premio Nacional de Diseño Gráfico en 1993 por el logo del Museo Nacional.

Se desempeñaba como docente en la Escuela de Artes Plásticas y Visuales de la Universidad Nacional de Colombia donde era el director del Instituto Taller-Creación.  Fue director de la Escuela de Artes durante el periodo de las reformas académicas. Gran pedagogo, impulsó los Trabajos de Grado, que se convirtieron en el lugar de exhibición por excelencia donde los recién graduados se confrontan al mundo profesional.

 Gustavo Zalamea como Director de la Escuela de Artes. Reunión de Trabajo: de izquierda a derecha Trixi Allina, Clemencia Echeverri, Nelson Vergara, David Lozano Gustavo Zalamea, Raul Christancho. Foto: Ricardo Arcos-Palma.

No podré olvidar su generosidad cuando llegué a la universidad, donde nadie me esperaba tras haber ganado el concurso de excelencia 2017 en el 2005. Cuando le propuse abrir la materia Fundamentos de Ciencias del Arte en el 2006, la acepta sin reparos hasta que desaparece más tarde como producto de la reforma que él mismo impulso. Su labor como editor en el Instituto Taller Creación no tiene comparación: con la colección Sin Condición logró publicar lo más relevante de la producción local así como algunas traducciones que él mismo realizó del francés al español. A esta labor se le suma sus curadurías completamente incluyentes como "Emergencia", "En Tránsito", etc.

Cuando fui director del Museo de Arte de la Universidad Nacional (2008-2010) me entristeció ver que una de sus obras que hace parte de la colección del Museo, estaba deteriorada por la negligencia de la nueva administración que regía y rige el Museo. Para hacer visible esa colección emprendimos con la Escuela de Guías del Museo un programa que se llamó "La pieza del mes". Y precisamente comenzamos con un cuadro de Zalamea "El mar en la Plaza" pintado en 1978 que si estaba en mejor estado de conservación. El aceptó con gusto la invitación y nos habló generosamente de su obra. Esta fue la única versión que realizamos de la "Pieza del mes" pues poco tiempo después fui destituido de mi cargo directivo, debido a que el puesto fue suprimido completamente por parte de la Dirección Nacional de Divulgación Cultural bajo la mirada complaciente de las actuales Directivas de la Universidad. La colección quedaba una vez más al abandono. Las fotos de su participación se pueden ver en el siguiente link aunque la nota hable de su fallecimiento: aquí
 

Su obra más reciente estaba vinculada a la Balsa de la Medusa de Gericault, de la cual hacía variaciones donde la idea del fracaso y al mismo tiempo la esperanza estaba presente. Aunque en ocasiones no coincidíamos en nuestra postura política frente a la Reforma Universitaria y el destino de esta, se nos unió a una marcha estudiantil (cosa que me impresionó y me alegró sobremanera), que se dirigió a la Plaza de Bolívar, lugar que fue determinante para su obra en muchas ocasiones, donde veíamos naufragar el Capitolio Nacional o también veíamos sumergirse a una inmensa ballena, como Moby Dick tan importante para su imaginario plástico.

En esa ocasión se nos unió en una improvisada performance que seguía al maestro Dioscórides Pérez activo en esa marcha, donde todos nos tiramos al piso para insistir en la muerte de la educación pública de ese acto realicé una fotografía que ahora comparto con ustedes, pues Gustavo simulado su muerte, yacía en esas aguas de asfalto que en ocasiones inundaba la Plaza de Bolívar en sus obras. Hay algo de premonitorio en todo esto para alguien quien pensaba en el naufragio, en la "Isla de los muertos",... en fin nadie puede saberlo. Qué en paz descanses estimado Gustavo, tus colegas, alumnos y amigos te recordaremos por siempre con admiración, con cariño y respeto.


 
Gustavo Zalamea simulando su propia muerte en La Plaza de Bolivar, 
durante la marcha contra la privatización de la Universidad Pública en mayo del 2007. 
Foto: Ricardo Arcos-Palma.

Anexo algunos links donde se puede apreciar más sobre la presencia de Gustavo en nuestro contexto cultural.

Entrevista de Gustavo Zalamea con Eduardo Serrano: Revista Numero.
Gustavo Zalamea: Prisma TV Unimedios, Universidad Nacional de Colombia.

Ricardo Arcos-Palma, Bogotá julio 13 del 2011.





No hay comentarios.:

Vistazo Crítico 145: John Nomesqui: naturaleza, tejidos y reciclaje.

JOHN NOMESQUI: NATURALEZA: TEJIDOS Y RECICLAJE.   En estos tiempos hablar de Arte y Naturaleza se ha convertido en un lugar común...